Síndrome del gancho vacío

Síndrome del gancho vacío: transtorno temporal (también mental) causado por sobrecarga de ideas e inspiraciones crocheteriles que sobreviene cuando no sabes dónde narices vas a meter el gancho porque ya sólo tienes un WIP en danza y, ni por todo el oro del mundo, lo vas a retomar.

WIP: work in progress o cada una de las 14 labores que comenzaste en el Pleistoceno y que tienes previsto finalizar cuando llegue la quinta glaciación.

Sus síntomas más comunes son:

– recogida presurosa de lanas y ganchos usados en los 13 WIP que,  milagrosamente, has conseguido finalizar. Ante todo, hay que propiciar un buen ambiente de trabajo, recogido y aseado, aunque ya estés empezando a hiperventilar.

– examen de conciencia e ingesta de 3kg de pasas – con rabos y todo – para poder recordar dónde viste todo aquello que querías tejer. Merece la pena un pequeño esfuerzo memorístico antes que abrir uno a uno los 2.863 enlaces guardados en favoritos con leyendas tan descriptivas como “la manta de mi vida 461” o “hay que verlo todo”.

– comprobado que tienes menos memoria que un pez, optar por la vía fácil: Pinterest

– repetición sin pausa de “me gusta, me gusta, me gusta “al descubrir una nueva página de Pinterest, añadiendo a los 2.863 enlaces los nuevos hallazgos a sabiendas de que algunos estarán duplicados y hasta triplicados, pero esta vez te propones describirlos clara y concisamente: “la manta de mi vida 462 pero en marrón chocolate, que negro no tengo”.

– taquicardias al pinchar en repins de la nueva página de Pinterest

– otro examen de conciencia para evitar la elección y el descarte compulsivo de combinaciones de colores

–  sudoración y ligeros temblores porque recuerdas que no tienes lana color marrón chocolate

– desmantelamiento de armarios en busca de aquel ovillo color púrpura que combinaría divinamente con el amarillo paja de aquella bufanda que nunca estrenaste porque se perdió pero la encontrarás aún a costa de instaurar esa noche buffet libre de nevera porque lo que menos te importa en estos momentos es que hace dos semanas  prometiste cocinar un lomo agridulce acompañado de esa compota de manzana que te obliga a ingerir caja y media de ibuprofeno para rebajar la inflamación de muñeca de tanto removerla porque  no van a sufrir carencias alimenticias si cenan un bocadillo y…

Ya podéis respirar🙂

En este estadio de la enfermedad lo habitual es sufrir un ligero mareo. Es un aviso. Hay que buscar asistencia y tratamiento.

El pronóstico es leve. Los temblores desaparecen inmeditamente siempre y cuando tus manos sujeten cualquier objeto que  ni se asemeje ni recuerde a un gancho. 

El  tratamiento más efectivo consiste en leer una buena novela negra, a ser posible con no menos de 3 asesinatos y un secuestro.

Yo ya tengo mi medicina: El secuestro de Miss Blandish, de James Hadley Chase.

Sé que voy a curarme🙂

 

 

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

26 respuestas a Síndrome del gancho vacío

  1. Andrea dijo:

    jajajajaja…ahora si me has hecho morir de risa!!! Hasta Ricardo me miraba con cara de “a esta loca que le pasa que ya se ríe sola…” Saludos Antara, te dejo para ir a tomarme mi ibuprofeno de la tarde….jajajaja

  2. TereValencia dijo:

    Bueno, yo no suelo sufrir ese síndrome porque siempre tengo no menos de cinco WIP en danza🙂

  3. Carme dijo:

    jajajja…. lo has bordado !!!!

  4. clothogancho dijo:

    pequeña depre post partum… y yo, en cuanto a la lana chocolate, tendría que pensar en darme un atracón porque se amontona en los cajones…

  5. almazuela dijo:

    tú tienes la mente para ganchear y me parece que para escribir novelas, prueba a ver las de suspense te irían bien, pero vales un valer chiguita, recuerdos de carmencita, espero que al mandarte el comentario, no salga eso de TU COMENTARIO ESTA PENIENTE DE MODERACIÓN, <no se que pasa y si te llega los comentarios, algo pasa carños de CARMENCITA

  6. Mary dijo:

    Hola cielo jajaja lo que me he reido con la entrada, yo he estado de vacas y la verdad que no he hecho gran cosa ahora estoy despegando un poquito. Si ves que no tienes mucho que hacer te paso un WIP de los mios y me lo acabas de hecho tengo una empezado en marron chocolate jejejejej ese lomo agridulce tiene que estar de vicio. Besicos

  7. Maria dijo:

    jajaja… ¡lo has clavaó! estos síntomas deberían darse en la facultad de medicina y de tratamiento en las farmacias deberían de vender kits de lanas, con más o menos ovillos, según lo mala que se este. Si te sirve, yo estoy con jerseys para el veranito, los hay monísimos y super faciles de hacer, estoy acabando uno y ya estoy mirando cual va a ser el siguiente, jajaja, aunque la opción de leer es también muy buena, pero yo el leer lo dejo para por las noches y por el día tejo.
    Besos

  8. Lola Valdívia dijo:

    Bueno… tu te lo guisas… tu te lo comes…
    Te haces el diagnóstico y luego te aplicas el remedio. Estupendo, no necesitas a nadie, espero que de resultados y pronto podamos ver mas labores tuyas.

    Un abrazo.

    • Eso de que no necesito a nadie… me vendría bien una ayudita, que ahora no sé qué tejer🙂
      xxx

      • Lola Valdívia dijo:

        Yo también estoy un poco en blanco, esperando al sábado para el nuevo bloque de la BB de Eunice ,comenzando otro estuche para lapiceros y esperando que alguna de vosotras propongais algún otro trabajo en común.
        A ver si te animas y nos propones tu uno.

        Un abrazo.

  9. Descrito como la vida misma, jeje. Esa ansiedad que no te deja más que pensar en lanas, formas y colores… Sudores fríos me dan sólo de pensarlo, jaja! Besos

  10. marga dijo:

    Bueno,confiesa…tu te caíste en la marmita del ganchillo de pequeña !
    Siento decírtelo tan crudamente:no tiene solución.Puedes aliviar los síntomas con bonitas lanas,libros de patrones de importación,lo que quieras.Pero no tiene cura.Yo creí que lo tenía dominado tras diez años distraída con otras labores,pero fue coger un ganchillo en la mano (POR QUE ?)y…..la recaída ha sido dura.Me desvelo imaginando nuevas fórmulas y mezclas,el temblor de las manos solo se calma cuando cojo un ganchillo…
    Claro que la existencia de blogs como el tuyo,llenos de trabajos tan preciosos,tampoco ayuda.
    Resignación.

  11. Patricia dijo:

    DIOS!!!!! no sabía que me afectaba un síndrome….reconozco los síntomas….eso sí mi problema no es la lana sino el tiempo escazo….besos genia!!!

  12. almazuela dijo:

    hola, soy carmencita, hoy te recomiendo darte un paseo por los escaparates de tu ciudad, así te dará al ojo algo de ropa y sacarás alguna idea, bodis,ropa interior, camisas ò camisetas y ponerles unas cuantas flores de adorno, Dicen que la depre se vá al salir de compras o por lo menos despejas un poco la cabeza, cuando veas algo, piensa que le harías para adornarlas un `poco y las ideas fluyen mucho mejor, seguro que se te ocurre algo, me avisas y mandas una foto, entre todas podemos ayudarte, que así sea, cariños carmen

  13. Nuria dijo:

    JAJAJAJA Genial!!!! No sabía como llamarle a mi enfermedad….. jajajaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s